El valor de la fotocopiadora en la empresa

El valor de la fotocopiadora en la empresa

El valor de la fotocopiadora en la empresa

Una fotocopiadora es una herramienta útil en la empresa

Ocho razones para tener una fotocopiadora en las oficinas de tu empresa

A no ser que seas un autónomo conectado a una app sin oficina fija y con un trabajo basado en la red, cualquier empresa (del sector que sea) necesita una fotocopiadora en la empresa en sus instalaciones.

Y eso, ¿por qué? Te doy ocho razones u ocho ideas. Pueden ser algunas más, pero con estas te vas a convencer.

1.- Porque es una máquina de primera necesidad como un ordenador, un móvil, una impresora y una mesa para trabajar. Y, por tanto, puedes acceder a un renting (o cualquier otra fórmula financiera) para disfrutarla y no tener que comprarla.  Ni que decir tiene que tanto su compra (o alquiler) como el coste de mantenimiento desgravan a Hacienda sea cual sea tu actividad. Ya sabemos que el desembolso puede ser importante. Aún así el mercado está constantemente innovado y las de última generación no solo son mejores que las de hace décadas sino que, además, se pueden comprar más baratas.  En la actualidad, no es necesario hacer una inversión demasiado importante. Es un gasto más, asumible mes a mes.

Seguimos con la razón segunda tercera y cuarta

2.- Porque no todo va por la inmaterialidad de la red y, aún siendo nativos digitales, seguimos necesitando el papel.  Algunos empleados te lo agradecerán. Las ideas y los conceptos, a veces, necesitan la escritura tradicional y, con una impresora en la oficina, puedes rápidamente generar ese material.

3.- Porque se abaratan costes de impresión cuando hay varias personas.  No es lo mismo una fotocopiadora que una impresora. Si tienes que generar varias copias de cualquier documento, aunque lo obtengas del ordenador, es más económico y rápido fotocopiar que imprimir. Hay dos razones poderosas: una económica y otra de tiempo que, en la empresa, también es economía.

4.- Porque puedes enviar a todo el equipo esos esquemas que se hicieron a mano o esos números necesarios para el inicio de cualquier proyecto. No vale con una foto con el móvil y luego imprimirla con un coste elevadísimo. Una fotocopiadora soluciona en un momento la comunicación de esa información.

¿No te he convencido? Te doy tres razones más y ya suman siete

5.- Porque, si no te cuadra el renting o el leasing, también puedes adquirir una de segunda mano, siempre que te asesores por profesionales adecuados.

6.- Porque garantizas la confidencialidad de tus proyectos, ideas, facturación, fiscalidad al tener la máquina en las instalaciones y hacer un uso discreto de ella. Tus papeles se quedan en casa. Así minimizas el riesgo de fuga de datos o de que el vecino se entere de lo que estás haciendo. Tú controlas la información que quieres dar,  a quiénes quieres entregarla y cuándo quieres compartirla.

7.- Porque puedes hacer copias de la documentación más importante por un precio ínfimo. ¿Cuántas veces se ha necesitado copia de un DNI o de un pasaporte? Vale que se puede utilizar una impresora pero con una fotocopiadora se hace en un momento y, además, es más económico. En nada amortizarás el coste de la inversión o del alquiler mensual.

Quizás necesites una razón más

8.- Porque los papeles se quedan en la oficina y se garantiza la custodia de los mismos. Se acabó eso de coger el autobús con los planos de ese proyecto ilusionante para hacer fotocopias fuera de la oficina. En el camino puede pasar cualquier cosa y, aunque la información se guarde en el ordenador, puede ser un problema importante.

Una compañía mediana que no tenga una fotocopiadora en sus instalaciones para beneficios de todos está perdiendo tiempo y recursos de forma innecesaria. Es un instrumento eficaz, versátil, económico y que se presta a financiarlo con fórmulas diversas. Las empresas grandes seguramente se han propuesto tener más de una para agilizar el trabajo.

En Inforcopy somos profesionales del sector. Escuchamos las necesidades del cliente y asesoramos sobre la mejor opción. ¿Hablamos?

Por Candela Vizcaíno

Noticias