¿Cómo elijo el alquiler de fotocopiadoras que más me conviene?

¿Cómo elijo el alquiler de fotocopiadoras que más me conviene?

Comparador de fotocopiadoras

Comparador de impresoras

¿Cuál? ¿Cómo? ¿Compra, renting, alquiler? Es más… quizás hasta te estés preguntando si necesitas una impresora. Bien es verdad que son demasiadas preguntas. Por eso, lo primero que debes tener son datos para poder escoger la mejor opción para tu empresa, negocio personal o, incluso, uso personal. ¿Acaso estás pensando comprarte una impresora solo para poder disponer en papel de las fotos de tus vacaciones?

Porque este es la primera pregunta que te debes hacer: ¿necesitas una impresora para tu empresa? ¿Eres un autónomo? ¿Quieres la impresora para uso particular, para tu familia o, incluso, para el tiempo de ocio? O lo mismo, eres un profesional freelance que trabaja a distancia y necesitas combinar varios usos: una impresora para casa y también para el trabajo. Las preguntas pueden ser múltiples: ¿una máquina que solo imprima o también una fotocopiadora? ¿Quizás una multifunción? ¿Una pequeña que quepa en cualquier sitio u otra más completa aunque sea tan grande como las primeras de la historia? Y eso sin contar que el alquiler de fotocopiadoras está en alza. Así puedes cambiar cuando tus necesidades sean otras.

Smilespoint.com el comparador que te ayuda a elegir tu impresora o fotocopiadora más adecuada

Como ves, te estoy haciendo demasiadas preguntas, pero todas ellas son necesarias  para poder elegir la máquina más adecuada. Si no conoces tus necesidades o los posibles usos que vas a darle a la impresora o a la fotocopiadora o una máquina multifunción no vas a poder elegir con propiedad. Pero… tranquilos… que en eso ya han pensado los programadores e ingenieros de Smilespoint.com. Expertos en comparadores de todo tipo (llevan a sus espaldas varios comparadores de seguros de salud o de vida por poner un caso solo),  este sitio online, de forma muy sencilla, rápida e intuitiva te busca la impresora que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Cómo funciona Smilespoint.com?

En esencia, con un programa muy accesible para el usuario que te va haciendo una serie de preguntas para poder conocer cuál es tu necesidad. Con esos datos, se hace un cribado entre todos los modelos de fotocopiadoras y/o impresoras para poder ofrecerte el que más se adapta a tus necesidades.

Tienes que tener en cuenta lo siguiente:

1.- Modelo de negocio o uso personal. Ni que decir tiene que las necesidades para los autónomos son distintas a las de una gran empresa. Y quizás no sea tan fácil elegir una fotocopiadora o impresora para el hogar. También hay un apartado para las familias.

2.- Número de personas que van a utilizar la impresora o fotocopiadora.

3.- Otro aspecto importante es si el uso que le vas a dar es totalmente personal (aunque sea una empresa) o estás pensando invertir en este tipo de maquinaria para dar servicio a tus clientes. Esto es, por poner otro caso, puedes tener una papelería y quieres ofertar copias e impresiones. A este uso se le uniría el propio de tu negocio. Eso es importante a la hora de escoger una fotocopiadora o una impresora. Ya que, si contestas que sí, necesitarás un modelo de gama más alta, más rápido y versátil.

4.- ¿Cuántas copias vas a hacer al mes? Reconocemos que seguramente no la habrás contado e, incluso, si estás organizando un negocio de copistería tradicional no puedas saber en este momento qué carga de trabajo vas a tener. No hay de qué preocuparse porque en Smilespoint.com también han barajado esa posibilidad.

5.- Otro aspecto es la velocidad. Sé que me vas a decir que cuánto más rápida mejor pero si la impresora no va a tener mucha carga de trabajo, lo mismo no es rentable ciertos modelos de gama alta. Si tienes duda, intenta consultar con los profesionales de Smilespoint.com

6.- ¿En color? ¿En blanco y negro? Únicamente las personas dentro de la empresa saben qué es más adecuado. Si tienes muchos informes que presentar, seguramente te va a venir bien las posibilidades de los colores, pero si solo necesitas copias de facturas, con el blanco y negro seguramente tendrás un buen servicio.

7.- ¿Vas a imprimir planos o grandes documentos? Eso sí que es importante, que no es lo mismo una impresora que haga trabajos en A0 a otra que soporte solo el A4. Por eso, si tienes trabajos puntuales distintos a los normales, lo mismo te estás planteando el alquiler de fotocopiadoras como opción a la compra.

8.- Y, por último debes barajar si, desde el punto de vista financiero y/o económico, te interesa más la compra, el renting o el alquiler.

¿Qué marcas de impresoras trabajan con Smilespoint.com?

Ahora me dices que ya has contestado y te haces otra pregunta: ¿acaso me van a recomendar una marca blanca? Por supuesto que no, ya que trabajan con las casas prime del mercado. Anota que hay para elegir que para eso estamos hablando hoy de un comparador de impresoras:

·         Lexmark

·         Epson

·         Canon

·         Kyocera

·         Brother

·         Sharp

·         Oki

·         Samsung

·         Konita Minolta

·         Ricoh

¿Me va a cobrar Smilespoint.com por este servicio?

Absolutamente nada. El servicio es online, accesible, intuitivo y totalmente gratis. Tras suscribirte, te darán las mejores opciones y te indicarán dónde poder adquirirla o alquilarla.

Genial, ¿verdad? Recuerda: el comparador de fotocopiadoras e impresoras se llama Smilespoint.com. Si estás enfrascado en el alquiler de fotocopiadora este es tu sitio.

Por Candela Vizcaíno

Las fotos de las vacaciones con tu impresora

Las fotos de las vacaciones con tu impresora

Guarda tus fotos

Una impresora doméstica puede servir para imprimir tus fotos.

Y si no tienes, son tan ligeras y económicas que seguramente te vas a animar a comprar una. Vamos por partes que he empezado aconsejándote un gasto y eso no es así. ¡Y menos un lunes final de mes! Bien es verdad que las máquinas de tipo impresora o fotocopiadora se asocian al trabajo de la oficina. No vamos a negar su utilidad casi básica (como ordenadores y teléfonos) en esta situación, pero en el  hogar también cumplen su misión y se amortizan al poco tiempo de su adquisición. En este caso, como he anotado en otras ocasiones, nos basta con una impresora multifunción a color. Son las más pequeñas del mercado y tanto copian, como imprimen como escanean. Ya las hay en blanco/negro y a color a un precio bueno y con una calidad de imagen bastante notable.

¿Por qué debes imprimir las fotos de tus vacaciones en 7 poderosas razones?

 

Pero, ¿qué es eso de imprimir las fotos familiares si ahora todo se aloja en el teléfono? Por eso mismo: porque no puedes confiarlo todo a la tecnología a no ser que seas un experto ingeniero informático, que la nube está bien pero, a veces, nos puede jugar malas pasadas. Además, sin entrar en teorías apocalípticas ten en mente lo siguiente:

1.- Cuando cambias de compañía, número o terminal y todo se ha perdido. En ese momento te acuerdas de las fotos del cumpleaños, de la escapada a la playa o del viaje por Europa. Vale que tú tienes Instagram, pero seguramente quieres echar un vistazo a esas que no subiste.

2.- Cuando pierdes el móvil y no has tenido la precaución de guardar las fotos en la nube. Esto puede ser una tragedia si en esa tarjeta hay eventos familiares de importancia y situaciones semejantes.

3.- A veces no tomamos las medidas adecuados y nos vemos afectados por virus informáticos que borran todos los datos, fotos también. No sigo porque nos vamos a poner a llorar y eso no es plan.

4.- Además… ¿por qué hay que renunciar a algo tan bonito y edificante para la familia como un álbum de fotos? Ni siquiera hace falta que “algo” le pase a tu teléfono, a tu tarjeta, a la copia de seguridad o la nube.

5.- Porque si tienes niños es una fantástica manera de inculcarles valores de grupo. Al realizar esta tarea les está diciendo: esta es tu familia y debes cuidarla como cuidamos las fotos de las vacaciones.

6.- Con una impresora doméstica, además, puedes hacer pequeñas notas que acompañen a las fotos y, si tienes niños, es una buena manera también de abundar en lo anterior. Además, con esta actividad lo introducimos en pequeñas narraciones y lo ayudamos a recordar y a extraer lo mejor de cada momento. Sin entrar en técnicas más o menos complicadas de aprendizaje de inteligencia emocional, ni que decir tiene que el amor y el tiempo entre los que se quieren es la mejor terapia para cualquier mal que les pueda ocurrir en la vida.

7.- Porque los adultos, al hacer estas tareas con los pequeños, nos damos cuenta de la importancia del tiempo y también de algo muy importante: que los años no pasan tan rápidamente como creemos. Si algo material como un álbum de fotos realizado con una impresora nos ayuda a recordar, nos damos cuenta de la densidad de muchos momentos. Eso, en distinta manera que a los niños, nos ayuda a seguir adelante pese a las dificultades.

Crea también un álbum de fotos con tu impresora

 

Y ya que estamos en el momento DY (Do yourself, esto es, hazlo tú mismo) ¿por qué no te animas con un álbum de foto? También puedes hacerlo con tu impresora. Te dejo algunas ideas, aunque lo mejor es que dejes volar tu imaginación.

1.- Utiliza distintos grosores de papel o incluso de color. Ni que decir tiene que para las fotos debe utilizar uno ad hoc que ya se vende en cualquier papelería.

2.- Hazlo en tamaño folio y pega (en plan tradicional) las fotos ya impresas en papel  adecuado.

3.- Disfruta con los pequeños poniendo etiquetas, enumerando o adhiriendo pequeñas notas de recuerdo. Si no te importe la mala caligrafía de tus hijos, hazlo a mano. Así contribuirás al recuerdo aún más.

4.- Puedes encuadernar fácilmente abriendo unos agujeros con una taladradora, pasando una cinta fuerte que puedes comprar también en cualquier papelería o en las mercerías de barrio que aún quedan abiertas. Remata con unas tapas a tu gusto que también puedes personalizar en familia.

5.- No tengas ningún empacho en hacer una auténtica enciclopedia numerada. Tu familia se merece eso y más. ¡Es la historia en imágenes de vuestra vida! Y todo realizado con una impresora sencilla.

¿Qué impresora puedo utilizar para imprimir mis fotos?

 

Ni que decir tiene que para esta tarea no necesitas una impresora de alta gama y que ocupe medio salón. Puedes hacerte con una de sobremesa que se puede guardar como cualquier electrodoméstico en los armarios para sacarla cuando te venga bien.  Eso sí, te aconsejamos lo siguiente:

1.- Para guardar, archivar y cuidar tus fotos, es mejor una impresora multifunción de pequeño tamaño (que las grandes pasaron a la historia). Con una de este tipo, además,  aprovechas para otras tareas de casa: archivo de facturas, documentos importantes, notas, recordatorios, tareas de los peques…

2.- Por supuesto, hazte con una impresora en color. Si quieres hacer una “guapada” con alguna foto y colocarla en distintos tonos envejecidos, edita antes en el ordenador.

3.- Preferiblemente busca una impresora que sea de primera marca y de una firma especialista en estas máquinas. Ellos ya saben cómo se hacen las cosas y tienen muy sistematizados los procesos. Eso, además, les permite bajar los precios.

4.– La impresora que utilices para tus fotos debe admitir papel fotográfico, cartulinas y hojas en distintos gramajes y texturas.

5.- Compara precios. No tienen por qué gastarte mucho. De estas características hay impresoras baratas que te van a durar muchos años.

En definitiva y terminamos que está quedando muy largo el artículo pero las fotos de tus vacaciones lo merecen. Con esta actividad que puedes hacer los últimos días de verano con tu impresora te garantizo que en tu familia va a continuar la fiesta aún más.

 

Foto y texto por Candela Vizcaíno

 

¿Por qué una impresora es útil para el ocio?

¿Por qué una impresora es útil para el ocio?

Hacer cosas con impresoras

Manualidades con impresoras

Una de esas ideas preconcebidas es que las impresoras son solo para las oficinas y despachos y no voy a negar su utilidad en este sentido. Pero una impresora puede ayudarte de diversas maneras. Ya hemos hablado de las utilidades de las fotocopiadoras e impresoras en casa. Con una de estas máquinas multifunción puedes arreglar desde los deberes de los niños hasta las facturas del gasto corriente del hogar.

Pero las impresoras no son solo para estas ocupaciones laborales (aunque sean domésticas), también puedes sacarles un máximo partido para cosas divertidas. ¿No se te había ocurrido? Pues anota esta lista de objetos simpáticos que puedes hacer, fabricar y realizar con un modelo convencional. ¡Y no digamos con una 3D!

¿Qué cosas divertidas puedes hacer con una impresora?

Estamos en verano. Los días son más largos y afortunadamente tenemos más tiempo para nosotros y para pasar con la familia. Pasados los primeros días de molicie hay que buscar alternativas para proponer ratos compartidos con todos, especialmente, con los pequeños. Así que anota:

1.- Manualidades para los niños con una impresora

Puedes hacerte con recortables antiguos con formas diversas. Muchos de ellos están online de forma gratuita. Sobre todo a las pequeñas de la casa les gustan los tradicionales que consisten en cambiar los modelos de vestido a muñecas de papel.  No hace falta ser un artista y puedes buscar los modelos ya realizados completamente en Internet o, mejor aún, los que son para dibujar o completar con bolitas y tiras de papel. Otra idea es la fabricación de formas de cartulina en tres dimensiones. Aunque lo que tengas en casa sea una impresora convencional multifunción (las que imprimen, copian y escanean), puedes usar un material para componer estos modelos. Los diseños pueden ser de casas, coches, parques… ¡A los pequeños de la casa les va a encantar!

2.- Haz tu propio diario o los de la familia

Solo necesitas un poco de imaginación e imprimir las hojas con los personajes favoritos o temas decorativos del momento. Puedes encuadernar esas hojas (no tienen que ser muchas) con una cartulina y un lazo. Si sigues haciendo cosas para los peques, seguro que las niñas van a preferir cintas de seda y los piratas de la casa algo más rústico (puedes usar incluso una cuerda).  Luego ínstales a que cuenten sus aventuras veraniegas. Es, además, una forma de que sigan practicando caligrafía u ortografía.

3.- Usa la impresora para editar un libro de recetas para los foodies de la familia

Es una versión un poco más compleja del diario. Con una fotocopiadora normal puedes incluso hacerte tu propio libro de recetas (¡Quién sabe si  luego te lo van a publicar o puedes presentarlo en TV!).  Con las multifunción es posible escanear fotos o copiar retazos de notas que tengas a mano. Solo necesitas un poco de imaginación y el tiempo de las vacaciones para hacerte con las mejores recetas del verano y editarlas de manera original a tu gusto.

4.- Copia o imprime las fotografías de los viajes, celebraciones  y día a día

Estamos ya tan acostumbrados a tener las fotos en el móvil que ni se nos pasa por la cabeza imprimirlas. Esto es más que fácil con cualquier impresora multifunción doméstica. Solo necesitas que sea en color, tener tinta y papel fotográfico que puedes comprar en grandes almacenes o papelerías. Pasa las fotos al mail y listo. ¡Ya no más fotos perdidas!

5.- Imprimir las tarjetas de embarque de los vuelos

Vale que tú no eres caser@ y que te gusta viajar. Si no te da seguridad llevar la tarjeta de embarque en el móvil, una impresora te va a quitar esa problemática. Más fácil imposible. ¡Y la alegría al ver que vuelas a Estambul, Bora Bora o Buenos Aires!

6.- Invitaciones para tus eventos de manera simpática

El verano es para fiestas con tus amigos y familia de cualquier manera. Seguro que cerca tienes una piscina para pasar una buena tarde, una playa, un lugar para hacer un picnic o un patio donde tomar algo a la luz de la luna. Haz tus invitaciones y mándalas por correo. ¡Verás qué sorpresa!

7.- Decoración para el cuarto de los niños

Para los peques se puede hacer con una impresora infinidad de elementos decorativos: banderolas que luego recortes y montes en una cinta, póster de sus personajes favoritos, cartelitos con sus frases motivadoras o “no entres que es mi cuarto”. En las papelerías venden cuerdas y pinzas pequeñitas de madera con la foto. Con estos elementos puedes componer un tablón de lo más original.  Aquí pueden anotar lo que se les ocurra, hasta una historia de las impresoras.

Todo el proceso, además, motivará a toda la familia. Si contamos que este tipo de impresoras no profesionales para el hogar son tremendamente económicas te van a  resultar más rentables que cualquier otro objeto que se use en el tiempo de ocio.

Por Candela Vizcaíno

 

 

Beneficios de tener una impresora multifunción en casa

Beneficios de tener una impresora multifunción en casa

10 beneficios de tener una impresora en casa y algunas ideas más para amortizarla

Que sí, que sí, que el papel está aquí para quedarse aún por mucho tiempo, que no todo es online, con fotos y con el móvil y que, seguro, te habrás visto en más de un apuro porque has tenido que firmar algún documento y se han desbaratado todos los planes porque hay hasta que coger el autobús para hacer una gestión sencilla y fácil. Así que lo mismo tienes que plantearte  comprar una impresora adecuada. Te cuento…

¿Por qué debo tener una impresora en casa?

Lo de tener una impresora multifunción en casa tiene sus innumerables beneficios, sobre todo si hay niños en la familia. Te enumero solo 10 y otro día algunos más.

1.- Porque el ordenador es una herramienta en auge y cada vez se utiliza más y más. Ya no solo se hacen consultas sino que los peques aprenden a hacer sus pinitos artísticos y los mayores de la casa lo usamos para casi todo (al menos ese es mi caso) desde la contabilidad hasta un diario pasando por manualidades. Y eso hay que imprimirlo por seguridad, al menos lo más importante o lo más valioso desde el punto de vista sentimental.

2.- Porque puede ser una ayuda para los deberes de los peques y no hace falta siquiera que tengan una línea digital en el cole. ¿Cuántas veces han ensuciado una página del libro de actividades  y no hay manera de que queden limpios los problemas? Pues eso se soluciona con una impresora, sobre todo, si se tratan de operaciones sencillas.

3.- Porque puedes imprimir tareas domésticas, hacer cuadros, indicaciones, instrucciones, postales, felicitaciones…. Esto es, lo que se te ocurra que todo no va a ser digital. Y ya si buscas un sobre, le pegas un sello y lo pones en el buzón (siguen existiendo, te lo garantizo), ni te cuento la felicidad del destinatario al recibir un presente realizado con tanto cariño.

impresoras-casa

Si tienes una impresora en casa puedes imprimir tarjetas personalizadas como éstas.

4.- Porque son pequeñas y las puedes guardar en cualquier sitio. Hay funciones incluso en algunos sistemas operativos que te permiten imprimir sin cables. No es necesario poner una impresora en tu mejor mueble donde no pega nada. Búscale un hueco en un armario donde guardes además el papel.

5.- Porque las impresoras mutifunción te permiten escanear, imprimir y fotocopiar. A poco que la uses te vas a dar cuenta de lo que te facilita la vida.

6.- Porque, incluso las más normales, te permiten hacer las fotos de la familia con un papel especial. ¡Basta de fotos perdidas porque algo le ha pasado al móvil! Sigue con la tradición de los álbumes de fotos.

Fotos-impresora

Puedes hacer un álbum de fotos si tienes una impresora

7.- Porque son baratas (te sorprendería el precio) y, por tanto, la vas a amortizar rápidamente.

8.- Porque siguen utilizándose y, cuando te canses, la puedes vender. No es un tiesto más. Es una herramienta muy útil.

9.- Porque es una herramienta que te permite archivar las facturas y, por tanto, es una ayuda para la contabilidad. Solo tienes que utilizar la función escanear y luego guardar ese documento en una carpeta del ordenador clasificado como más te guste.

10.- Porque la puedes utilizar para imprimir banderolas, servilletas, piñatas, decorados de fiestas como estas que te dejo a continuación. Eso lo haces con una plantilla, un poco de imaginación, unas tijeras y una impresora. Ni que decir tiene que puedes personalizar a tu gusto. ¿Cuántas veces te ha pasado que te has llevado horas buscando el nombre de tu peque o el felicidades más adecuado en un bazar y, al final, no lo has encontrado? La solución es una impresora. ¡Además es una actividad divertida para realizar en familia!

impresora-casa

Puedes hacer los adornos de las fiestas familiares con una impresora.

Entonces, ¿qué impresora comprar para una familia normal?

Ni que decir tiene que no te vas a poner a hacer el gasto de una de última generación, rapidísima y enorme a no ser que la necesites para tu empresa, que eso es otro tema  (que ya hemos tratado por cierto). Y tampoco vas a decantarte por una tan gigante como las primeras que salieron al mercado. Se trata de que tengas un pequeño electrodoméstico más que puedas guardar fácilmente y no te estropee la decoración.

Para una familia (con o sin peques) se puede adquirir una pequeña, una impresora multifunción (esto es que haga fotocopias, que escanea y que imprima). Además, como la vas a utilizar para imprimir cosas bonitas para los pequeños de la casa (o para ti también) es mejor a color que también. Todas estas vienen, por supuesto, con las opciones blanco/negro.

Aunque sean pequeñas suelen admitir no solo folios normales y corrientes, también cartulinas de gramaje medio y papel fotográfico. Las opciones son tantas y tan variadas que solo el cielo es el límite.

¡Ah! Y si tienes dudas, pregúntanos que te atendemos y te asesoramos como comprar la  impresora más adecuada para tu familia.

Por Candela Vizcaíno

El valor de la fotocopiadora en la empresa

El valor de la fotocopiadora en la empresa


El valor de la fotocopiadora en la empresa

Una fotocopiadora es una herramienta útil en la empresa

Ocho razones para tener una fotocopiadora en las oficinas de tu empresa

A no ser que seas un autónomo conectado a una app sin oficina fija y con un trabajo basado en la red, cualquier empresa (del sector que sea) necesita una fotocopiadora en sus instalaciones.

Y eso, ¿por qué? Te doy ocho razones u ocho ideas. Pueden ser algunas más, pero con estas te vas a convencer.

1.- Porque es una máquina de primera necesidad como un ordenador, un móvil, una impresora y una mesa para trabajar. Y, por tanto, puedes acceder a un renting (o cualquier otra fórmula financiera) para disfrutarla y no tener que comprarla.  Ni que decir tiene que tanto su compra (o alquiler) como el coste de mantenimiento desgravan a Hacienda sea cual sea tu actividad. Ya sabemos que el desembolso puede ser importante. Aún así el mercado está constantemente innovado y las de última generación no solo son mejores que las de hace décadas sino que, además, se pueden comprar más baratas.  En la actualidad, no es necesario hacer una inversión demasiado importante. Es un gasto más, asumible mes a mes.

2.- Porque no todo va por la inmaterialidad de la red y, aún siendo nativos digitales, seguimos necesitando el papel.  Algunos empleados te lo agradecerán. Las ideas y los conceptos, a veces, necesitan la escritura tradicional y, con una impresora en la oficina, puedes rápidamente generar ese material.

3.- Porque se abaratan costes de impresión cuando hay varias personas.  No es lo mismo una fotocopiadora que una impresora. Si tienes que generar varias copias de cualquier documento, aunque lo obtengas del ordenador, es más económico y rápido fotocopiar que imprimir. Hay dos razones poderosas: una económica y otra de tiempo que, en la empresa, también es economía.

4.- Porque puedes enviar a todo el equipo esos esquemas que se hicieron a mano o esos números necesarios para el inicio de cualquier proyecto. No vale con una foto con el móvil y luego imprimirla con un coste elevadísimo. Una fotocopiadora soluciona en un momento la comunicación de esa información.

5.- Porque, si no te cuadra el renting o el leasing, también puedes adquirir una de segunda mano, siempre que te asesores por profesionales adecuados.

6.- Porque garantizas la confidencialidad de tus proyectos, ideas, facturación, fiscalidad al tener la máquina en las instalaciones y hacer un uso discreto de ella. Tus papeles se quedan en casa. Así minimizas el riesgo de fuga de datos o de que el vecino se entere de lo que estás haciendo. Tú controlas la información que quieres dar,  a quiénes quieres entregarla y cuándo quieres compartirla.

7.- Porque puedes hacer copias de la documentación más importante por un precio ínfimo. ¿Cuántas veces se ha necesitado copia de un DNI o de un pasaporte? Vale que se puede utilizar una impresora pero con una fotocopiadora se hace en un momento y, además, es más económico. En nada amortizarás el coste de la inversión o del alquiler mensual.

8.- Porque los papeles se quedan en la oficina y se garantiza la custodia de los mismos. Se acabó eso de coger el autobús con los planos de ese proyecto ilusionante para hacer fotocopias fuera de la oficina. En el camino puede pasar cualquier cosa y, aunque la información se guarde en el ordenador, puede ser un problema importante.

Una compañía mediana que no tenga una fotocopiadora en sus instalaciones para beneficios de todos está perdiendo tiempo y recursos de forma innecesaria. Es un instrumento eficaz, versátil, económico y que se presta a financiarlo con fórmulas diversas. Las empresas grandes seguramente se han propuesto tener más de una para agilizar el trabajo.

En Inforcopy somos profesionales del sector. Escuchamos las necesidades del cliente y asesoramos sobre la mejor opción. ¿Hablamos?

Por Candela Vizcaíno

Noticias

Historia de las impresoras

Historia de las impresoras

Historia de las impresoras

La trama de la genial novela de Umberto Eco El nombre de la Rosa gira alrededor de un scriptorium medieval. Allí, encerrados de por vida casi, una serie de monjes (con más o menos instrucción) se dedicaban a copiar los textos que previamente se consideraban importantes. No disponían de ninguna máquina. Las luces de las velas (o la natural) les ayudaban. Pacientemente, se dedicaban a poner en papel frases que, a veces, ni entendían. Era la única manera que tenían de imprimir. Era la única forma de hacer textos y/o imágenes. Era la única forma conocida por la humanidad de replicar un escrito.

Habría que esperar siglos para que las cosas cambiaran. Habría que esperar otra revolución. Esta llegó hacia 1450 con el invento (aunque ya había ensayos) de Gutenberg y su imprenta. Ese modo de propagar un texto supuso un trastoque en la forma de comunicar las ideas. Todo empezaba a ser mucho más rápido. El pensamiento y la creación comenzaban a salir de los altos muros de los monasterios. Era más fácil extender conceptos nuevos, hechos inusitados, noticias lejanas o datos de interés. El mundo se hacía más pequeño. O más grande según se mire.

La siguiente revolución comenzaría a mediados del siglo XX y aún no ha terminado. Los ordenadores y los PCs han supuesto un revulsivo total no solo en la propagación de las nuevas  ideas sino también en las fórmulas de relacionarse y entender al otro. Del oyente medieval se pasó al lector renacentista y, en el siglo XX, la figura que predomina es el escrilector: el usuario que lo mismo lee que genera contenido, el cual cuelga en la red a la vista de todos. Pero eso para otro día.

El matemático Charles Babbage y su máquina analítica

Entre el primer ordenador y las redes sociales del siglo XXI ha habido muchos cambios en todos los sentidos, tantos que se han ido precipitando año tras año sin darnos cuenta. Y sin darnos cuenta que la idea de los PCs modernos se fraguó en pleno siglo XIX con su gusto por los inventos y los viajes (como ahora). Fue Charles Babbage (1791-1871), un matemático británico, el precursor de la computación en todas sus facetas. Desde 1812 estuvo trabajando en una máquina analítica (una especie de calculadora) que, a la vez, imprimía. No era como una máquina de escribir convencional, ya que ese amago de impresora tenía algunas capacidades para poder editar (espaciado, tipografía o columnas) y estaba conectada a un primitivo ordenador que solo calculaba sin poder multiplicar.

El invento no llegó a realizarse aunque sí fue publicitado en los círculos académicos de la época. De hecho, Lady Ada Lovelace (de soltera Ada Byron y con eso lo decimos todo) estuvo bastante implicada en la creación y llegó a diseñar varios programas de computación. Así que en el origen de las apps modernas (aunque aún no pudiera siquiera imaginarse) se encuentra una mujer culta, abierta, erudita, inteligente y creativa.

Ni Charles Babbage ni Lady Ada pudieron ver la creación en funcionamiento, pero sí se han conservado los planos. Con esas indicaciones, en el año 2000, se presentó el invento (un ingenio más bien) para el Museo de las Ciencias de Londres. Un dato curioso de este primitivo ordenador: solo la impresora tiene un peso de dos toneladas y media (¡como para transportarla de un lado a otro de la oficina!).

Las impresoras en el Siglo XX

El siguiente salto llega de la mano de los primeros ordenadores. Era una cuestión práctica. Había que imprimir los textos que se generaran con esas herramientas. Aunque las primeras tenían funcionalidades parecidas a las máquinas de escribir convencionales, la idea era (y es) que se pudieran realizar un número infinito de copias (hasta que se agote la tinta) o que el mismo texto pudiera imprimirse con caracteres distintos, colores diferentes, interlineado o altura de fuente diversa. Se estaba ya poniendo los cimientos para volar por los aires el invento que el siglo XV cambió la impresión con Gutenberg. Llegaba una nueva revolución. Cualquiera podría sacar un papel impreso de su casa. Y así ha sido.

Para los curiosos damos algunas fechas:

1953.- Nace la UNIVAC High Speed Printer que solo podía escribir texto.

1957.- IBM saca la primera impresora que se movía de un lado para otro como una máquina de escribir. Ni siquiera se contemplaban caracteres especiales.

1959.- IBM hace una versión mejorada con una máquina que imprimía por sobre exposición sobre un papel enrollado con agujeros. Aunque, en un principio, solo se podían imprimir textos, ya se introdujeron caracteres especiales y, con mucha pericia, por no decir arte, era posible crear algunas imágenes conocidas por sobreimprensión. Era difícil de manejar, ruidosa, grande, complicada, poco manejable y no apta fuera de los circuitos científicos.

1970.- Nace la primera impresora matricial en la firma Centronics.

1971.- Chester Floyd Carlson crea Xerox, la empresa que iba a gestionar un invento revolucionario: la impresión electrográfica. Un ingeniero de la firma, Gary Starweather, con esa creación, diseña la primera impresora láser. Esta máquina era, también, enorme y no apta para un uso normal en oficina. Se seguía avanzando.

1977.- La primera impresora láser xerográfica. También se necesitaba una habitación para albergarla.

1977.- HP hace pruebas con las primeras impresoras de inyección de tinta. Estas se empiezan a popularizar y estandarizar una década más tarde.

1990.- HP se hace con el mercado (yo tengo una) y presenta la primera impresora que cuesta menos de 1.000 dólares. Comienza así a inundar oficinas, puntos de trabajo, centros de estudio y hogares.

1994.- También de la mano de HP. Llega el color a las impresoras.

1998.- Llega el tres en uno también de la mano de los ingenieros de HP: impresión, escáner y fotocopiadora. Ese mismo año se pueden hacer impresiones a doble cara en color con la nueva Color Laserjet 4500. Comienzan a abaratarse los precios tanto que es un instrumento de fácil adquisición.

1999.- Se utiliza por primera vez una impresora 3D con fines médicos.

2005.- Nace el primer UPD del mercado para poder imprimir en cualquier impresora configurada al efecto.

2010.- Desarrollo y avance de las impresoras 3D en todos los ámbitos.

Hoy en día es un electrodoméstico más y se sigue innovando para que impriman fotos desde las redes sociales (Apple) o para reducir su tamaño al mínimo. ¿Qué será lo próximo?

Por Candela Vizcaíno