Las fotos de las vacaciones con tu impresora

Las fotos de las vacaciones con tu impresora

Guarda tus fotos

Una impresora doméstica puede servir para imprimir tus fotos.

Y si no tienes, son tan ligeras y económicas que seguramente te vas a animar a comprar una. Vamos por partes que he empezado aconsejándote un gasto y eso no es así. ¡Y menos un lunes final de mes! Bien es verdad que las máquinas de tipo impresora o fotocopiadora se asocian al trabajo de la oficina. No vamos a negar su utilidad casi básica (como ordenadores y teléfonos) en esta situación, pero en el  hogar también cumplen su misión y se amortizan al poco tiempo de su adquisición. En este caso, como he anotado en otras ocasiones, nos basta con una impresora multifunción a color. Son las más pequeñas del mercado y tanto copian, como imprimen como escanean. Ya las hay en blanco/negro y a color a un precio bueno y con una calidad de imagen bastante notable.

¿Por qué debes imprimir las fotos de tus vacaciones en 7 poderosas razones?

 

Pero, ¿qué es eso de imprimir las fotos familiares si ahora todo se aloja en el teléfono? Por eso mismo: porque no puedes confiarlo todo a la tecnología a no ser que seas un experto ingeniero informático, que la nube está bien pero, a veces, nos puede jugar malas pasadas. Además, sin entrar en teorías apocalípticas ten en mente lo siguiente:

1.- Cuando cambias de compañía, número o terminal y todo se ha perdido. En ese momento te acuerdas de las fotos del cumpleaños, de la escapada a la playa o del viaje por Europa. Vale que tú tienes Instagram, pero seguramente quieres echar un vistazo a esas que no subiste.

2.- Cuando pierdes el móvil y no has tenido la precaución de guardar las fotos en la nube. Esto puede ser una tragedia si en esa tarjeta hay eventos familiares de importancia y situaciones semejantes.

3.- A veces no tomamos las medidas adecuados y nos vemos afectados por virus informáticos que borran todos los datos, fotos también. No sigo porque nos vamos a poner a llorar y eso no es plan.

4.- Además… ¿por qué hay que renunciar a algo tan bonito y edificante para la familia como un álbum de fotos? Ni siquiera hace falta que “algo” le pase a tu teléfono, a tu tarjeta, a la copia de seguridad o la nube.

Te damos más razones más. ¿Te hemos convencido?

5.- Porque si tienes niños es una fantástica manera de inculcarles valores de grupo. Al realizar esta tarea les está diciendo: esta es tu familia y debes cuidarla como cuidamos las fotos de las vacaciones.

6.- Con una impresora doméstica, además, puedes hacer pequeñas notas que acompañen a las fotos y, si tienes niños, es una buena manera también de abundar en lo anterior. Además, con esta actividad lo introducimos en pequeñas narraciones y lo ayudamos a recordar y a extraer lo mejor de cada momento. Sin entrar en técnicas más o menos complicadas de aprendizaje de inteligencia emocional, ni que decir tiene que el amor y el tiempo entre los que se quieren es la mejor terapia para cualquier mal que les pueda ocurrir en la vida.

7.- Porque los adultos, al hacer estas tareas con los pequeños, nos damos cuenta de la importancia del tiempo y también de algo muy importante: que los años no pasan tan rápidamente como creemos. Si algo material como un álbum de fotos realizado con una impresora nos ayuda a recordar, nos damos cuenta de la densidad de muchos momentos. Eso, en distinta manera que a los niños, nos ayuda a seguir adelante pese a las dificultades.

Crea también un álbum de fotos con tu impresora

 

Y ya que estamos en el momento DY (Do yourself, esto es, hazlo tú mismo) ¿por qué no te animas con un álbum de foto? También puedes hacerlo con tu impresora. Te dejo algunas ideas, aunque lo mejor es que dejes volar tu imaginación.

1.- Utiliza distintos grosores de papel o incluso de color. Ni que decir tiene que para las fotos debe utilizar uno ad hoc que ya se vende en cualquier papelería.

2.- Hazlo en tamaño folio y pega (en plan tradicional) las fotos ya impresas en papel  adecuado.

Ten en cuenta también lo siguiente a la hora de hacer esta tarea con tu impresora

3.- Disfruta con los pequeños poniendo etiquetas, enumerando o adhiriendo pequeñas notas de recuerdo. Si no te importe la mala caligrafía de tus hijos, hazlo a mano. Así contribuirás al recuerdo aún más.

4.- Puedes encuadernar fácilmente abriendo unos agujeros con una taladradora, pasando una cinta fuerte que puedes comprar también en cualquier papelería o en las mercerías de barrio que aún quedan abiertas. Remata con unas tapas a tu gusto que también puedes personalizar en familia.

5.- No tengas ningún empacho en hacer una auténtica enciclopedia numerada. Tu familia se merece eso y más. ¡Es la historia en imágenes de vuestra vida! Y todo realizado con una impresora sencilla.

¿Qué impresora puedo utilizar para imprimir mis fotos?

 

Ni que decir tiene que para esta tarea no necesitas una impresora de alta gama y que ocupe medio salón. Puedes hacerte con una de sobremesa que se puede guardar como cualquier electrodoméstico en los armarios para sacarla cuando te venga bien.  Eso sí, te aconsejamos lo siguiente:

1.- Para guardar, archivar y cuidar tus fotos, es mejor una impresora multifunción de pequeño tamaño (que las grandes pasaron a la historia). Con una de este tipo, además,  aprovechas para otras tareas de casa: archivo de facturas, documentos importantes, notas, recordatorios, tareas de los peques…

2.- Por supuesto, hazte con una impresora en color. Si quieres hacer una “guapada” con alguna foto y colocarla en distintos tonos envejecidos, edita antes en el ordenador.

Ten en cuenta también lo siguiente

3.- Preferiblemente busca una impresora que sea de primera marca y de una firma especialista en estas máquinas. Ellos ya saben cómo se hacen las cosas y tienen muy sistematizados los procesos. Eso, además, les permite bajar los precios.

4.– La impresora que utilices para tus fotos debe admitir papel fotográfico, cartulinas y hojas en distintos gramajes y texturas.

5.- Compara precios. No tienen por qué gastarte mucho. De estas características hay impresoras baratas que te van a durar muchos años.

En definitiva y terminamos que está quedando muy largo el artículo pero las fotos de tus vacaciones lo merecen. Con esta actividad que puedes hacer los últimos días de verano con tu impresora te garantizo que en tu familia va a continuar la fiesta aún más.

 

Foto y texto por Candela Vizcaíno

 

¿Por qué una impresora es útil para el ocio?

¿Por qué una impresora es útil para el ocio?

Hacer cosas con impresoras

Manualidades con impresoras

Una de esas ideas preconcebidas es que las impresoras son solo para las oficinas y despachos y no voy a negar su utilidad en este sentido. Pero una impresora puede ayudarte de diversas maneras. Ya hemos hablado de las utilidades de las fotocopiadoras e impresoras en casa. Con una de estas máquinas multifunción puedes arreglar desde los deberes de los niños hasta las facturas del gasto corriente del hogar.

Pero las impresoras no son solo para estas ocupaciones laborales (aunque sean domésticas), también puedes sacarles un máximo partido para cosas divertidas. ¿No se te había ocurrido? Pues anota esta lista de objetos simpáticos que puedes hacer, fabricar y realizar con un modelo convencional. ¡Y no digamos con una 3D!

¿Qué cosas divertidas puedes hacer con una impresora?

Estamos en verano. Los días son más largos y afortunadamente tenemos más tiempo para nosotros y para pasar con la familia. Pasados los primeros días de molicie hay que buscar alternativas para proponer ratos compartidos con todos, especialmente, con los pequeños. Así que anota:

1.- Manualidades para los niños con una impresora

Puedes hacerte con recortables antiguos con formas diversas. Muchos de ellos están online de forma gratuita. Sobre todo a las pequeñas de la casa les gustan los tradicionales que consisten en cambiar los modelos de vestido a muñecas de papel.  No hace falta ser un artista y puedes buscar los modelos ya realizados completamente en Internet o, mejor aún, los que son para dibujar o completar con bolitas y tiras de papel. Otra idea es la fabricación de formas de cartulina en tres dimensiones. Aunque lo que tengas en casa sea una impresora convencional multifunción (las que imprimen, copian y escanean), puedes usar un material para componer estos modelos. Los diseños pueden ser de casas, coches, parques… ¡A los pequeños de la casa les va a encantar!

2.- Haz tu propio diario o los de la familia

Solo necesitas un poco de imaginación e imprimir las hojas con los personajes favoritos o temas decorativos del momento. Puedes encuadernar esas hojas (no tienen que ser muchas) con una cartulina y un lazo. Si sigues haciendo cosas para los peques, seguro que las niñas van a preferir cintas de seda y los piratas de la casa algo más rústico (puedes usar incluso una cuerda).  Luego ínstales a que cuenten sus aventuras veraniegas. Es, además, una forma de que sigan practicando caligrafía u ortografía.

3.- Usa la impresora para editar un libro de recetas para los foodies de la familia

Es una versión un poco más compleja del diario. Con una fotocopiadora normal puedes incluso hacerte tu propio libro de recetas (¡Quién sabe si  luego te lo van a publicar o puedes presentarlo en TV!).  Con las multifunción es posible escanear fotos o copiar retazos de notas que tengas a mano. Solo necesitas un poco de imaginación y el tiempo de las vacaciones para hacerte con las mejores recetas del verano y editarlas de manera original a tu gusto.

4.- Copia o imprime las fotografías de los viajes, celebraciones  y día a día

Estamos ya tan acostumbrados a tener las fotos en el móvil que ni se nos pasa por la cabeza imprimirlas. Esto es más que fácil con cualquier impresora multifunción doméstica. Solo necesitas que sea en color, tener tinta y papel fotográfico que puedes comprar en grandes almacenes o papelerías. Pasa las fotos al mail y listo. ¡Ya no más fotos perdidas!

5.- Imprimir las tarjetas de embarque de los vuelos

Vale que tú no eres caser@ y que te gusta viajar. Si no te da seguridad llevar la tarjeta de embarque en el móvil, una impresora te va a quitar esa problemática. Más fácil imposible. ¡Y la alegría al ver que vuelas a Estambul, Bora Bora o Buenos Aires!

6.- Invitaciones para tus eventos de manera simpática

El verano es para fiestas con tus amigos y familia de cualquier manera. Seguro que cerca tienes una piscina para pasar una buena tarde, una playa, un lugar para hacer un picnic o un patio donde tomar algo a la luz de la luna. Haz tus invitaciones y mándalas por correo. ¡Verás qué sorpresa!

7.- Decoración para el cuarto de los niños

Para los peques se puede hacer con una impresora infinidad de elementos decorativos: banderolas que luego recortes y montes en una cinta, póster de sus personajes favoritos, cartelitos con sus frases motivadoras o “no entres que es mi cuarto”. En las papelerías venden cuerdas y pinzas pequeñitas de madera con la foto. Con estos elementos puedes componer un tablón de lo más original.  Aquí pueden anotar lo que se les ocurra, hasta una historia de las impresoras.

Todo el proceso, además, motivará a toda la familia. Si contamos que este tipo de impresoras no profesionales para el hogar son tremendamente económicas te van a  resultar más rentables que cualquier otro objeto que se use en el tiempo de ocio.

Por Candela Vizcaíno